PRS SE Soapbar

La controvertida Singlecut

PRS SE Soapbar

Las guitarras Paul Reed Smith son una leyenda moderna, verdaderos objetos del deseo de muchos guitarristas. Su elevada calidad y precio las ha convertido en los Les Paul de las últimas décadas, sobretodo cuando lanzaron la variantes de acceso sencillo o singlecut (algo que Gibson no toleró y llevó exitosamente a la corte). A mediados de la primera década del S.XX las singlecut habían desaparecido del mercado estadounidense en todas sus versiones (tanto Coreanas como “Made in USA”). PRS introdujo luego la SE Soapbar 2, con cuerpo de doble acceso para remplazar a la anterior sin ofender a la competencia, lo cual es bueno porque una guitarra así de buena no puede simplemente desaparecer. A pesar de todo esto, en México es posible encontrar una de estas manzanas de la discordia con todo y su controvertida forma “demasiado similar” a un Les Paul.

prs-se-soapbar

CARACTERÍSTICAS:

La SE Soapbar es una guitarra simple pero efectiva con unas excelentes pastillas que la hacen sonar a 60’s y 70’s. Fabricada en Corea bajo licencia de PRS y un estricto control de calidad, se vende a un precio muy bajo sin sacrificar la calidad esperada en un instrumento que lleva la marca PRS en la cabeza. El cuerpo con forma de Les Paul se siente completamente distinto en tus manos a la leyenda de Gibson. Es más, no tiene nada que ver. Tanto las curvas, el contorno delgado con esa forma del cuerno y el suave arco que hace el cuerpo (así como el peso y el brazo) la hacen un animal diferente. Pero para un juez esto resultó ser un Les Paul.

La guitarra posee una paleta de sonidos bastante amplia a pesar de tener controles tan sencillos. La maquinaria hace muy bien su trabajo y junto con el puente fijo le dan una gran estabilidad en la afinación y un sustain impresionante. La guitarra se siente sólida sin ser pesada, está muy bien acabada para ser asiática y viene con una magnífica funda (gig-bag) de regalo. Definitivamente posee ese pedigree tan especial asociado a las PRS y es una digna representante de la gama más accesible de la marca que nos ha seducido con sus “hermanas mayores” cuyos precios se adentran en los cuatro dígitos en Dólares.

CONSTRUCCIÓN Y ACABADOS:

La guitarra está bien hecha, de eso no hay dudas. Todas sus partes trabajan correctamente y contribuyen para hacer de ella un instrumento sólido, bien balanceado, con un sonido orgulloso y apariencia elegante. La guitarra viene de fábrica con encordadura ligera con un calibre que va del .009 al .042, pero es muy recomendable probarla con un juego del .010 al .046 o incluso más, ya que las P90 responden mejor si tienen más acero enfrente.

El sustain es abundante gracias a su configuración, algo característico de las guitarras eléctricas de puente fijo (no todo en la vida son trémolos y palancas) con brazo pegado en lugar de atornillado. El trabajo en el diapasón y la colocación de los trastes es impecable, lo que la hace muy cómoda a todo lo largo del brazo. El excelente puente es sencillo, elegante y funcional a la vez. Las cuerdas que lo atraviesan hacen una curva y pasan por la parte superior esculpida para asentar cada una a manera de selletas fijas. No permite el ajuste de octavación para cada cuerda sino que se apoya en dos tornillos a cada lado (pero viene muy bien ajustado de fábrica).

El acabado es muy agradable con los distintos tonos de la caoba visibles a través del rojo transparente del frente y que cubre toda la parte posterior. La cabeza es muy elegante en negro con logos en blanco y la maquinaria cromada. Algo especial de la SE Soapbar son las incrustaciones del diapasón con lunas hechas a base de dos tonos de madreperla. Este es un detalle tomado tal cual de sus hermanas mayores hechas en los EE.UU. y le agrega un toque de clase que te hará a cualquier dueño sentirse orgulloso.

DESEMPEÑO Y SONIDO:

Esta guitarra suena increíble y se mantiene afinada como las mejores. Tiene un excelente balance entre medios, graves y un brillo capaz de hacer ver mal a una Srat. El puente fijo hace que las notas queden sonando una eternidad y el brazo gordo y amplio con escala de 25” la pone en una categoría aparte comparada con Fenders y Gibsons.

La configuración típica de dos pastillas P90 de PRS tipo soapbar (barra de jabón) son el arma secreta de la SE y le dan un gran sonido vintage. No se confundan, pastillas de bobina sencilla como éstas hacen que la guitarra se ubique más del lado del Blues-Rock hasta el Jazz, incluso un algo de Hard Rock pero nunca del lado del metal. Sin muchas dificultades le podrás sacar un sonido nasal al estilo Santana con la pastilla del brazo, que verdaderamente canta y te hará subir al cielo (la pastilla del puente es un poco sucia para solear Rock con mucha distorsión). Deberás irte con cuidado con las pastillas porque te resultarán algo ruidosas si estás acostumbrado a usar Humbuckers y mucha distorsión (peor aún si estás cerca de lámparas de gas incandescente como las ahorradoras). No será el caso si tocas con guitarras que usan Singlecoils como Strat o Tele, que tienen ese Hum característico. Por supuesto que esto lo notarás cuando compares el sonido con el selector en la posición media (que cancela el Hum al combinar ambas pastillas) contra las otras dos (que selecciona una u otra).

CONCLUSIÓN:

Esta guitarra es una ganadora en donde la pongas. Su magnifica combinación de calidad y bajo precio es algo que debe verse para creerse. La SE Soapbar se siente bien en tus manos y suena igualmente bien, lo que la convierte en un instrumento para usarse en cualquier situación. Es cierto (y bastante obvio) que no le llega a las PRS americanas que usan esos guitarristas que ves en MTV, pero puedes estar seguro que esta chica hará ver mal a cualquier cosa en su rango de precio. Si a eso le agregamos el hecho de que es una especie en peligro de extinción debido a la demanda exitosa de Gibson, entonces tenemos los ingredientes necesarios para que la SE Soapbar se convierta en una guitarra de colección en pocos años.

Redacción Gmx

GuitarraMX es GuitarraMÉXICO, una publicación digital hecha por guitarristas para guitarristas sin dejar de lado a los bajistas.

Dejar un comentario

  • Sigue a GuitarraMX en:

  • Contacto