Fender 1957 Stratocaster Heavy Relic FCS

’57 Strat Heavy Relic

No debemos permitir que las apariencias nos engañen. Estamos ante un instrumento fenomenal que honra el legado de Leo Fender como pocos.

Se trata de la Fender Custom Shop 1957 Stratocaster Heavy Relic y no sólo se ve como una guitarra de casi 60 años, sino que suena auténtica.

Esta Strat forma parte de la Serie Time Machine, que abarca las N.O.S., Closet Classic, Journeyman Relic, Relic y Heavy Relic

Pese a haberse lanzado en 1954, la mayoría coincide que el mejor año de la Fender Stratocaster fue 1957. En ese año Leo Fender introdujo varias mejoras en su revolucionaria Strat, que por supuesto construía él mismo. La ’57 Stratocaster tiene un cuerpo de aliso para ese tono de Strat inconfundible, así como un mástil laqueado de arce Quartersawn de una pieza, que le dan aún más brillo a su sonido. Si agregamos sus tres pastillas Strat Fat 50s Relic single-coil, la FCS ’57 Stratocaster no nada más se ve como una guitarra icónica del Rock, sino que suena como tal.

HASTA EL MÍNIMO DETALLE

Esta ’57 Strat ha recibido el tratamiento Heavy Relic, lo que significa que se ha trabajado su acabado para que luzca como una guitarra que ha vivido casi seis décadas de uso intenso. Es evidente un pronunciado desgaste y deterioro en el acabado, con golpes y descalabros al cuerpo, mástil y la pala, así como las partes metálicas envejecidas. Incluso en su color se puso especial atención, ya que el Sonic Blue desgastado deja ver debajo la pintura original Sunburst de 2 tonos, que habría tenido esta Strat en 1957. El resultado final es un instrumento que parece que ha estado dando vueltas durante un buen rato y se toca como si hubiese tenido todo ese tiempo para asentarse. De hecho, el que no tenga para nada ese tacto de guitarra nueva es admirable y demuestra el gran talento de los maestros lauderos de Corona, California.

LA MEJOR COSECHA

Sin rodeos, esta guitarra tiene una calidad sonora que explica el rotundo éxito original de la Strat y nos seduce al primer acorde con un sonido limpio de un tono claro, cristalino y dinámico sin rival. La paleta de sonidos es amplia y de calidad consistente en cualquier posición del selector de 5 pasos, que deja saborear cada pastilla en todo su esplendor mientras nos lleva al pasado. En verdad sorprende su acabado Heavy Relic que no interfiere con el tacto del instrumento y le da a esta recreación de una Strat del 57 un carácter único y totalmente auténtico.

Ir a la página del FCSMC para conocer su precio y disponibilidad.

Redacción Gmx

GuitarraMX es GuitarraMÉXICO, una publicación digital hecha por guitarristas para guitarristas sin dejar de lado a los bajistas.

Dejar un comentario

  • Sigue a GuitarraMX en:

  • Contacto