¿Qué tan difícil es tocar la guitarra?

El sonido de la gente gritando tu nombre, el que no puedas detener tus manos de temblar…

Por Derek Harrington

capturajl1-jpeg

…mientras tocas ese “lick” que sacaste en un momento inspiracional que sólo le ha sucedido a leyendas como Hendrix o Randy Rhoads. La vibración de los amplificadores a tus espaldas no hacen más que atraerte como si fueran imanes llamándote a ensuciar el sonido para enloquecer aún más al público que de por sí, ya está clamando tu nombre.

Comienzas a enfocarte cada vez más en el beat del bombo de tu bataco… BOM… BOM… BOM… se vuelve cada vez más presente; las luces comienzan a abrillantarse y el sonido de los enloquecidos fans va desvaneciendo con ese ensordecedor beat.

La luz es cada vez más brillante y no haces más que cerrar los ojos, el sonido de la guitarra, bajo, fans… todo ha sido sustituído por ese embrutecedor BOM… BOM… TOC, TOC, TOC que hace tu pecho sentir vértigo.

Todo se detiene con una desesperada bocanada de aire, abres los ojos, y todo comienza a hacer sentido cuando ves a Zack Wylde de lado sobre tu escritorio, justo arriba de tu lap que se quedó en el video del último lick que estuviste practicando hasta las 4 am, sí ese lick que hace unos minutos no sólo estabas tocando, sino hasta improvisando sobre del mismo.

El rítmico bombo de tu bataco que ha convertido en alguien tocando a tu puerta, y sólo respondes conteniendo las lágrimas con un angustioso “vooooooy” para que paren ese infernal sonido. Vuelves a cerrar los ojos esperando regresar a ese momento, pero sólo te das cuenta que no volverá a suceder, y es más, ya ni puedes recordar a detalle tu sueño.

Como bien dice el título de este pequeño artículo, trataré de poner algunas palabras sobre lo difícil que es tocar la guitarra para un servidor.

Todos queremos tocar la guitarra, y todos sentimos que podemos. Todos, absolutamente todos hemos movido los deditos de una mano y la muñeca de la otra, visualizándonos en el concierto que estamos escuchando. A ver, niéguenlo?

La guitarra es un instrumento con doble moral; puedes crear melodías que llegan al corazón de un anciano levantándolo de su silla con una sonrisa, o bien, con el mismo instrumento puedes darle un ataque y sacarlo de su miseria.
Lo difícil no es tocar, ni siquiera el leer tablaturas o tratar de sacar de oído una rola. Lo difícil es seguir tocando. Lo difícil es sobrepasar esa romántica noción que tenías de ti mismo “Que tan difícil puede ser? Estudio con maestros de youtube. En un mes ya voy a estar tocando.”, sólo para darte cuenta que la guitarra no es tan sencillo como pensabas.

capturajl3-jpeg

Digo esto, porque me pasó. Yo he tenido varias bandas en el transcurso de mi vida, siendo vocalista nunca tuve que preocuparme por aprender a tocar un instrumento, sin embargo, la guitarra siempre me llamó la atención y siempre quise aprender a tocar. La neta por bolsón y cómodo nunca me dediqué como debí de haberlo hecho. Agarraba al liro de mi banda y le pedía que me enseñara a tocar la rola que estabamos ensayando, “Enseñame la rítmica para acompañarte”, que iluso fui.

Querer tocar la guitarra es muy similar a querer llorar sin poder hacerlo. Ahí está el sentimiento, sabes que tienes que hacerlo, estás convencidísimo. Pero simplemente, no puedes. Después de algunos meses de tomar clase con unos grandes amigos y en verdad dedicándome, puedo decir que sí he mejorado. Pero ese es el punto, de VERDAD tienes que dedicarle tiempo a la lira. El QUERER aprender y en verdad aprender a tocar la guitarra se resume en la dedicación que le das. Acaso aprendiste a hablar, leer y escribir practicando 20 minutos cada tercer día? Tocar la guitarra es un sueño, tal cual.

Jimi Hendrix dijo: “Habrá veces que querrás dejar la guitarra. Odiarás a la guitarra. Pero si te apegas a ella, serás recompensado”.

Cuantas veces recuerdas a detalle un buen sueño? Qué tal recuerdas a detalle una buena pesadilla? Haz de la guitarra una buena pesadilla… serás recompensado.

Derek R. Harrington
Jefe de Comunicación y Enlaces Internacionales

Derek Harrington

Derek Harrington es el Director de Comunicación Internacional de GuitarraMX, teniendo el inglés como lengua materna y con formación profesional como comunicador. Además es un ávido alumno de guitarra y un magnífico vocalista de Rock y Blues.

Dejar un comentario

  • Sigue a GuitarraMX en:

  • Contacto